La infinita marea legislativa que caracteriza el Derecho administrativo redunda en que deben conocerse en detalle los procedimientos, vías y plazos para evitar ahogarse por el camino.

Así, si el procedimiento en cuestión no se ha iniciado, resultará esencial valorar la Administración ante la que hemos de dirigirnos, conocer sus tiempos y funcionamiento.

Si el expediente se encuentra iniciado, en cambio, deberá valorarse el concreto escrito y argumentos que necesitaremos para impulsar el procedimiento.

En nuestras manos, encontrará el asesoramiento, profesionalidad y dedicación que necesita en cada momento.