En ocasiones, el reconocimiento de la paternidad cuenta con la oposición del progenitor, lo que nos obliga a acudir a los Juzgados y Tribunales para establecerla. De ello se derivarán un conjunto de beneficios para el descendiente, pero no obligaciones.

Si quien promueve el procedimiento es el progenitor, entonces el reconocimiento de la filiación le permitirá relacionarse con sus hijos/as en beneficio mutuo.