Las parejas de hecho experimentan situaciones iguales a las parejas que contrajeron matrimonio, y como estas últimas, se separan y deben establecer un marco legal de referencia respecto de los hijos que hayan tenido, así como en relación con las cuestiones patrimoniales que les afecten.

Para ello, el asesoramiento técnico y dedicación debe centrarse en primer lugar en la solución amistosa del conflicto que se produzca, y caso de nos ser viable o conveniente, en la mejor defensa de los intereses del cliente.

Si ya contamos con una resolución judicial, podemos cambiar sus términos.